¿Qué tipo de pellet?

La selección del tipo de pellet que se ha de usar es determinante para el funcionamiento correcto de todas las estufas de pellets.
Un pellet de baja calidad, además de presentar una combustión pésima tendrá también un bajo rendimiento calorífico y dejará muchos residuos.

¿Pellets claros, oscuros o mixtos?
No hay una regla precisa; en general los pellets claros (de abeto) presentan un poder calorífico más bajo y dejan menos residuos respecto a los oscuros (haya). Los oscuros tienen un poder calorífico mayor, pero dejan más residuos.
Se trata de hallar la solución que más se adapta las exigencias específicas. Se recomienda probar siempre los pellets antes de comprar grandes cantidades.

Los pellets certificados:


Sin lugar a dudas es oportuno comprar pellets certificados; a partir de junio de 2011 entró en vigor una normativa única a nivel europeo; la EN 14961-2 que con la marca "EN Plus" divide los tipos de pellet en 3 categorías: A1, la más preciada; A2 y B, que identifican el pellet de calidad inferior apto únicamente para uso industrial.

 
Con la entrada en vigor de esta normativa, el consumidor por fin podrá conocer la calidad del pellet que adquiere.

Gracias al número de identificación, se garantiza la trazabilidad del pellet. Cada año, se controlan las instalaciones de producción y las fases del proceso de fabricación directamente en la fábrica. También se toman muestras. Los comerciantes del pellet se comprometen a respetar determinadas reglas, que pueden ser controladas en cualquier momento.